HUMITOS

Te lo digo en tu idioma

martes, 10 de marzo de 2009

EL OLVIDO



Dejé caer maduras voces
silenciando mi mundo
de quebrada armadura,
para verte entre escombros
destronar mi reino.
Temblando el vacío,
socorrer el miedo.
Y te dejé sangrar...,
y me dejé morir.
Porque en tu inútil intento,
arrastraste el limbo
de un sueño perdido
apagando las luces
de mi memoria.


HUMO


18 comentarios:

  1. Humo, no te ha pasdo a ti, que lees poesia y es como si no leyeras nada? llevo una temprada que por mucho que leo poemas... no logro entender lo que dicen.. y frustra

    ResponderEliminar
  2. Me llega el oscuro sentimiento del OLVIDO, leyendo tu verso.
    Sumida en el mundo que creaste para esta poesía, triste y sangrante.
    La imagen corona la obra.
    Como siempre, felicitaciones.
    En este blog, comencé leyendo, terminé admirando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ruinas es lo que, sinceramente me parece a mi la sociedad hoy en día, siempre para arriba y para abajo, olvidando nuestro pasado, nuestros antepasados.

    ResponderEliminar
  4. WOW en ese limbo me encuentro con tus versos poeta, muy bellos..

    saludos fraternos con mucho cariño..

    abrazos..

    ResponderEliminar
  5. Noqueado.
    Bello pero duele al leerlo.
    Ese olvido como golpea.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. tus palabras te rescatan del olvido y se quedan como un fierro caliente en la memoria

    ResponderEliminar
  7. Me encantan tus sueños oscuros y profundos

    ResponderEliminar
  8. Me pliego a las palabras de Sil, ya que es un lujo una comentarista de esa estirpe, me sumo...
    Un abrazo y realmente... terminé admirando.

    ResponderEliminar
  9. Destrona el reino la débil memoria, que renace de escombros a recuerdos duraderos...

    ResponderEliminar
  10. Gracias por dejarme apreciar tu lectura... Gracias por tener el don de escribir... Gracias por hacerme viajar en tu poesia...

    ResponderEliminar
  11. que dificiles son algunos recuerdoa

    adioz

    ResponderEliminar
  12. Hola Humo, como estas?, bueno despues de muchas idas y vueltas, aparesco en tu blog, como te comentaba anteriormente ando con los tiempos mas que cortos y para colmo esto pinta para largo, por ende feliz pero a las corridas (todo no se puede, no?), en fin, estuve leyendo tus ultimas poesias y cad avez me gusta mas leerte, tenes la virtud de encontrar la imagen justa para cada letra y tiempo.

    Espero que tengas una hermosa noche!

    Pd: Y perdon por no haber pasado antes, vos siempre estas presente y dejando tu huella, asi que gracias.

    Un beso grande!

    Fede.

    ResponderEliminar
  13. Tus palabras me llegan... allí donde el olvido se empeña en silenciar mi amor por ese hombre al que tanto extraño. Te abrazo desde mi mundo hacia el tuyo.

    ResponderEliminar
  14. Un pie detrás del otro y después el otro, tambaleando vamos.

    Precioso poema

    Te dejo un beso

    ResponderEliminar
  15. El olvido para mi, es la muerte misma...

    Una de las cosas que mas temo.

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  16. Hola Humo, hermoso poema, coincide en parte con mi "sueños rotos".

    Cariños

    ResponderEliminar
  17. Excelente!
    no puedo agregar más nada..
    un beso.

    ResponderEliminar

Y esta palabra, este papel escrito
por las mil manos de una sola mano,
no queda en ti, no sirve para sueños,
cae a la tierra: allí se continúa.

Pablo Neruda

Gracias por visitarme y anidar en mi, la primavera.

HUMO

EL EXPLORADOR...by Humo.

EL EXPLORADOR...by Humo.
Un mundo por descubrir.

LOS HIJOS

LOS HIJOS
Son la parte más bella de mí...
Los hijos son el único, puro y verdadero e incondicional amor
que existe...


UN DÍA DE FURIA

UN DÍA DE FURIA
Tengo mi temperamento...
Me arrancaste la sonrisa de la cara
a girones, con palabras nauseabundas.
No mediste consecuencias,
poco te importó el impacto de tal acto.
Sentimientos rotos,
dolor agudo y sangrado.
Me quebré por dentro
y afloró la lágrima,
la rabia, la impotencia.
Abriste la puerta equivocada
e invadiste mi espacio
como un ratero,
escupiendo el odio visceral
de tus entrañas
a lo más sagrado, que es, un hijo.
Fué un golpe bajo, inesperado.
Yo, no lo merecía.
Y vos... vos, me das asco!