HUMITOS

Te lo digo en tu idioma

miércoles, 23 de mayo de 2012

ME LLUEVEN























A veces se me desbordan las ideas.
Fluyen a granel. Inexplicables, incontenibles.
Algunas pintan trasfondos, otras ridiculizan mi vida.
Cuando se disparan así; cuando toman vuelo propio
me encuentran accionando a sus anchas. Son los días
que me pregunto porqué hago tantos disparates y
porqué  digo lo que digo, sin filtro. Sin memoria.
Una fiesta de utopías me mandan a la luna y luego
obviamente caigo de culo al piso.
Las ideas me levantan, me acechan y disparan
un nuevo día lleno de proyectos. Mi cabeza estalla
y mi cuerpo recibe cosquillas y allá voy, me falta la espada.
Ahí me veo, erguida como un Quijote loco, enajenado, feliz.
Es que a pesar de todo, ellas
me hacen bailar en la ilusión (arma de doble filo)
"Las ideas"  impulsos que  alargan  la vida.

HUMO

24 comentarios:

  1. Vuelvo, con ganas de decir, de hacer.
    Gracias infinitas :)

    ResponderEliminar
  2. Las ideas tienen alas, por suerte, y claro que hay que sacarles todo el jugo...Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilino Gonzales jajajajaj, me hiciste acordar a los sobrenombres de dos de mis hijos uno de ellos se la pasaba llorando y le decíasmos: No sufra, Sufrategui! y el otro se la pasaba riendo: Máximo Disfrute! jajajajajaj
      Gracias señor venenoso ;))

      Eliminar
  3. Escribir, escribir y escribir, aunque sean un batiburrillo sin sentido...un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribir sin sentido no me agrada, necesito siempre de un contenido, siempre.

      Eliminar
  4. sin filtro a veces son aciertos... otros resultan ripio y cemento

    besitos y luz

    ResponderEliminar
  5. Vuelca tus ideas en el Humo sagrado de cada despertar. Vendrán esos amaneceres y serán por siempre nuestros.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me encantó!!! Ojalá y gracias :)

    ResponderEliminar
  7. Llamas "Despertares" a este pequeño rincón de tu vida en que los demás te dejamos una pequeña huella... y de despertar de un largo letargo vengo, para acercarme a la falicidad y fuerza de tu palabra.
    Es un ploacer reencontrarme contigo.
    Un gran beso, querida.

    ResponderEliminar
  8. Entonces, bienvenida y gracias!

    ResponderEliminar
  9. Eso es que estás MUY viva.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Benditos sean los Quijotes locos que nos habitan, Fer.

    Abrazo sin fin.


    SIL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si!!!

      Te adoro Rubia!
      Gracias =)

      Eliminar
  11. Que envidiables días Humo, aleluya!
    un placer
    saludos

    ResponderEliminar
  12. Un gran brindis por esa lluvia de ideas y a dejar correr el lapiz que el tuyo sabe el oficio.


    Un gran abrazo y feliz de leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alegría tu visita :) gracias!

      Eliminar
  13. Si, es para zambullirse!!
    Gracias Pedro :)

    ResponderEliminar
  14. Hermosas palabras, bello blog por donde lo lea.
    Beso grande HUMO, nos leemos luego!

    ResponderEliminar
  15. A veces pienso que sería lindo encontrar en esta vida algo que no tenga "doble filo". Pero casi siempre a continuación siento que la vida sin ello sería un poco aburrida ´:) Saludos !! <3

    ResponderEliminar

Y esta palabra, este papel escrito
por las mil manos de una sola mano,
no queda en ti, no sirve para sueños,
cae a la tierra: allí se continúa.

Pablo Neruda

Gracias por visitarme y anidar en mi, la primavera.

HUMO

EL EXPLORADOR...by Humo.

EL EXPLORADOR...by Humo.
Un mundo por descubrir.

LOS HIJOS

LOS HIJOS
Son la parte más bella de mí...
Los hijos son el único, puro y verdadero e incondicional amor
que existe...


UN DÍA DE FURIA

UN DÍA DE FURIA
Tengo mi temperamento...
Me arrancaste la sonrisa de la cara
a girones, con palabras nauseabundas.
No mediste consecuencias,
poco te importó el impacto de tal acto.
Sentimientos rotos,
dolor agudo y sangrado.
Me quebré por dentro
y afloró la lágrima,
la rabia, la impotencia.
Abriste la puerta equivocada
e invadiste mi espacio
como un ratero,
escupiendo el odio visceral
de tus entrañas
a lo más sagrado, que es, un hijo.
Fué un golpe bajo, inesperado.
Yo, no lo merecía.
Y vos... vos, me das asco!