HUMITOS

Te lo digo en tu idioma

miércoles, 8 de agosto de 2012

CARICIAS
















La luz desparrama tu mirada. Ella se desliza sobre mi
pintándome de azul, frío matiz que se acurruca
en el calor de tu boca.
Este invierno nos abriga. Tapados hasta la nariz
la siesta es una fiesta donde desenredamos sueños.
Tu cuerpo un ovillo que tejo y destejo
un manto de estrellas que penden del hilo de mi voluntad.
Así, entre silencios y risas de tanta novedad, envejecemos
pero no de viejos ni de sabios. Sino que
el tiempo derrotamos, cada minuto de felicidad.

HUMO

33 comentarios:

  1. Derrotar al tiempo, magnífica idea más aún si es en compañía.

    Beso

    ResponderEliminar
  2. Que sublime manera de tejer y destejer...



    Beso grande, FER.



    SIL

    ResponderEliminar
  3. Ciertas miradas que nos entibian...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Amiga mia.Esperanzas,desesperanzas,sueños y realidades,así transcurren nuestras vidas.
    Agradecido por tu entrada a mi blog
    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu blog es un encanto! Gracias :)

      Eliminar
  5. Precioso poema querida Humo, un placer pasarme por aquí otra vez.

    Besos gitanos

    ResponderEliminar
  6. Ese derrotar al tiempo es lo mas interesante,
    feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hagámoslo entonces :) Gracias!

      Eliminar
  7. Humo:
    cada minuto de felicidad es una manera de derrotar al tiempo¡ Así, entre silencios y risas de tanta novedad, envejecemos
    pero no de viejos ni de sabios.
    Genial Fer¡
    besos inmensos

    ResponderEliminar
  8. Caricias para abrigar el corazón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. es una caricia para el alma tu poema FER
    felicitaciones
    un abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  10. Tus letra son caricias
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Un poema lleno de ternura que da la misma sensacion que una caricia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. PERO EL CALOR DEL UNO CON EL OTRO ES SUFICIENTE. UN PLACER VISITAR SU ESPACIO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  13. y aqui con un calor dofocante y a veces sin poder respirar

    buen lugar un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nos tocará el calor a nosotros, te mando besos fríos para tu alivio :)

      Eliminar
  14. Cuando la felicidad tiñe nuestra realidad, el tiempo pareciera inocuo, pareciera darnos la facilidad para que esto pudiera cumplirse, envidia sana acurrucarse bajo una manta y dejarse llevar...abrazzzusss
    PD:
    En la amistad las ausencias entre encuentro y encuentro no tienen peso suficiente para no alegrarse de volver

    ResponderEliminar
  15. El amor derrota el tiempo y los instantes de amor son eternos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hola HUMO, he llegado a tu Blog a través de mi amigo Santillán y la verdad es que me ha gustado mucho tu trabajo aquí. Felicitaciones y un gran saludo desde:
    http://leyendas-de-occidente.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido y gracias.
      Me es imposible dejarte un mensaje en tu blog.
      Te sigo!

      Eliminar
  17. Siempre es un placer leer tus maravillas letras, tan detalladas, tan descriptivas. Y me alegra haber conseguido un huequito para disfrutar de ellas.
    Un beso rabioso

    ResponderEliminar

Y esta palabra, este papel escrito
por las mil manos de una sola mano,
no queda en ti, no sirve para sueños,
cae a la tierra: allí se continúa.

Pablo Neruda

Gracias por visitarme y anidar en mi, la primavera.

HUMO

EL EXPLORADOR...by Humo.

EL EXPLORADOR...by Humo.
Un mundo por descubrir.

LOS HIJOS

LOS HIJOS
Son la parte más bella de mí...
Los hijos son el único, puro y verdadero e incondicional amor
que existe...


UN DÍA DE FURIA

UN DÍA DE FURIA
Tengo mi temperamento...
Me arrancaste la sonrisa de la cara
a girones, con palabras nauseabundas.
No mediste consecuencias,
poco te importó el impacto de tal acto.
Sentimientos rotos,
dolor agudo y sangrado.
Me quebré por dentro
y afloró la lágrima,
la rabia, la impotencia.
Abriste la puerta equivocada
e invadiste mi espacio
como un ratero,
escupiendo el odio visceral
de tus entrañas
a lo más sagrado, que es, un hijo.
Fué un golpe bajo, inesperado.
Yo, no lo merecía.
Y vos... vos, me das asco!