HUMITOS

Te lo digo en tu idioma

lunes, 1 de junio de 2009

CRÓNICA DE UNA MUERTE



Entre luces que buscan respuestas
a la vera del río se abren camino.
Disipan la noche, amagan el día.
El frío y la escarcha, la espesa neblina,
agotan el aire, el tiempo y la calma.
Laberinto de estrechos motivos,
con pasos gigantes avanzan sus vicios.
No se oyen gritos que siguen las huellas,
sino son gemidos que claman justicia.
Rezos de esperanza marchitos se funden
en el llano de escazos milagros.
Entre pastizales se huele a podrido.
Frenético avance del miedo prohibido
y el cruel indicio del silencio ingrato
que lleva consigo el peor hallazgo.
Las manos atadas, inertes, vacías.
La sangre inocente,el rostro borrado,
el cuerpo sin alma de un hombre dormido.

HUMO

45 comentarios:

  1. tanto mal bien descripto me acongoja! el humano es incapaz de aceptar lo que es capaz de hacer. que pena para este planeta los humanos. que pena para las epsecies nuestros intereses, nuestra comodida, nuestra arrogancia, nuestra pedantería de creernos tan "hacedores" sólo por el hecho de, al no tener ninguan ventaja comparativa, haber aprendido a hablar-pensar-socializar y entonces al razonar no entender y destruir, pobre el resto todo por la miserable presencia de nosotros, los mediocres humanos y nuestras "maravillas" en fin...

    ResponderEliminar
  2. Sin palabras Sanjo, lo has dicho tyodo!

    =) Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Jo, la crónica me dejó sin aire.
    Cuando golpeas lo haces a fondo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Toro, imposible ser suave con estos temas...
    besos!

    =)

    ResponderEliminar
  5. ...¨el cuerpo sin alma de un hombre dormido...¨¨!!!!!!!!!!!!
    ------------------------
    Debiera figurar como primera acepción de la palabra Muerte, en el diccionario de la R.A.E.
    G E N I A L P O S T
    Abrazos GIGANTE pequeña.

    ResponderEliminar
  6. Sil, muchas gracias ya me estoy acostumbrando a tus afectos,pero lo de grande , eso aún no me lo creo.

    besos!

    ResponderEliminar
  7. MEJOR DESCRIPCION NO PODIAS HABER HECHO.ELLOS,LOS HACEDORES DEL MAL,CORROMPEN A LOS HOMBRES Y DESTRUYEN NUETRO PLANETA..LASTIMA QUE TODAVIA EXISTA GENTE QUE SE DEJE EMBAUCAR POR ESTE TIPO DE SERES INFERNALES.
    BESOS .MJ

    ResponderEliminar
  8. Crónica descarnada...muy dura, muy bien contada

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Noel, muchas graciasssssssssss!!!

    ResponderEliminar
  10. Escalofriante pero muy bien narrado.
    He sentido una sensación indescriptible.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Gracias caminante, es una satisfacción haberlo logrado!

    ResponderEliminar
  12. Todos estamos destinados a morir, pero nadie está dispuesto, excepto los suicidas con esa impaciencia que les caracteriza...

    ResponderEliminar
  13. me sorprendes este poema esta excelente..

    que lujo leerte.
    te dejo como siempre mis saludos fraternos con mucho cariño
    un abrazo

    besos

    ResponderEliminar
  14. Un texto intenso. Me gusto mucho

    ResponderEliminar
  15. Es difícil hablar de muerte cuando lo natural seria aprender a esperarla y no temerla, pero hablo de esa naturaleza que de antemano ya nos regalo la vida, la misma, que salvo ella, nadie tendría que tener el derecho de arrebatarnosla. Demasiados cuerpos dormidos dejaron de habitar esas almas desterradas, por la falta del respeto de todo aquello que no podría catalogar de racional...


    Abrazzzusss

    ResponderEliminar
  16. Tienes razón Alfonzo, pero a ser asesinado?!

    ResponderEliminar
  17. Si Carla, escalofriante y triste , muy triste y lamentable.
    Gracias por leerme!

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  19. Onubius, eres un lujo cuando te expresas de esa forma!

    Gracias!

    ResponderEliminar
  20. Estupendo, más allá de la crueldad que encierra, está maravillosamente escrito!

    ResponderEliminar
  21. El cuerpo sin alma de un hombre dormido, en aquellos sueños que lo revelan intranquilo... Prefiere tomar eterno descanso, al perder sus sueños que creía eternos...


    Besote Humo, siempre un placer :)

    ResponderEliminar
  22. Gracias por apreciar, Neto!

    ResponderEliminar
  23. Este tipo de muertes sucede en cualquier parte del mundo y nada podemos hacer muchas veces para atar a estas manos asesinas.
    Fuerte tu relato pero verídico.
    Recibe muchos saludos desde Berlín.

    ResponderEliminar
  24. Gracias marisol, tu saludo llega como una caricia!

    ResponderEliminar
  25. Vaya escalofrío!. Se puede imaginar a ese cuerpo sin alma de un hombre dormido, y dan ganas de salir corriendo. Traspasas con tu arco armado de palabras, y se lleva todas las mías.
    Un beso

    ResponderEliminar
  26. ★∵☆.◢◣   ◢◣
       ◢■■◣ ◢■■◣
      ◢■■■■■■■■■◣
      ◥■■■■■■■■■◤
       ◥■■■■■■■◤ 
        ◥■■■■■◤
         ◥■■■◤    
          ◥■◤
           ▼
            \
             \  
              \
               \
                \
                 \
                  \         
                   \ ●
                    ︾》
                    《
           _ˍ▂▃▄▅▆▇███▇▆▅▄▃****
    HOLA AMIG@, EN LA VASTITUD DEL OCEANO CÓSMICO
    SOY FELIZ DE COMPARTIR UN
    PLANETA Y UNA EPOCA CONTIGO.
    UN ABRAZO.
    CHRISSSS
    La imaginación nos llevará a menudo a mundos que no existieron nunca. Pero sin ella no podemos llegar a ninguna parte.Es posible que el Cosmos esté poblado con seres inteligentes. Pero la lección darviniana es clara: no habrá humanos en otros lugares. Solamente aquí. Sólo en este pequeño planeta. Somos no sólo una especie en peligro sino una especie rara. En la perspectiva cósmica cada uno de nosotros es precioso. Si alguien está en desacuerdo contigo, déjalo vivir. No encontrarás a nadie parecido en cien mil millones de galaxias.
    Carl Sagan.

    ResponderEliminar
  27. Muchas gracias Begoña, viniendo de ti, todo es bienvenido!

    ResponderEliminar
  28. Galaxy: me encanta tu visita!

    ResponderEliminar
  29. un humano asesino es tan parte de la naturaleza como una gripe... lo digo por un comentario que lei por ahí...

    ResponderEliminar
  30. Mmm.. bueno, sólo decir, que el humano será cómplice y responsable de su propia muerte.

    Saludos, Humo!

    ResponderEliminar
  31. Estas escribiendo precioso, realmente

    Te felicito humito

    ResponderEliminar
  32. Álbaro, Facu: Muchas gracias por su visita!

    ResponderEliminar
  33. Álbaro, Facu: Muchas gracias por su visita!

    ResponderEliminar
  34. Te juro que la piel se me reizó, que las lagrimas se esquerian escapar, que este texto me lleno profundamente, que tus palabras conmueven el alma... Que me encanta leerte!!! un abrazo!

    ResponderEliminar
  35. ...qué fuerza devastadora arrastras en las palabras. La voz muda de las injusticias, de lo incomprensible hacen eco en mi noche...

    Mi beso pequeña,

    A.

    ResponderEliminar
  36. Uff duro de leer, una entrada diferente pero con esa calidad poética que deslumbra siempre.
    Besos

    ResponderEliminar
  37. Lisandro, me conmueve que te lleguen mis palabras, Gracias!

    ResponderEliminar
  38. Oso: enormes gracias!
    me encanta tu visita!

    ResponderEliminar

Y esta palabra, este papel escrito
por las mil manos de una sola mano,
no queda en ti, no sirve para sueños,
cae a la tierra: allí se continúa.

Pablo Neruda

Gracias por visitarme y anidar en mi, la primavera.

HUMO

EL EXPLORADOR...by Humo.

EL EXPLORADOR...by Humo.
Un mundo por descubrir.

LOS HIJOS

LOS HIJOS
Son la parte más bella de mí...
Los hijos son el único, puro y verdadero e incondicional amor
que existe...


UN DÍA DE FURIA

UN DÍA DE FURIA
Tengo mi temperamento...
Me arrancaste la sonrisa de la cara
a girones, con palabras nauseabundas.
No mediste consecuencias,
poco te importó el impacto de tal acto.
Sentimientos rotos,
dolor agudo y sangrado.
Me quebré por dentro
y afloró la lágrima,
la rabia, la impotencia.
Abriste la puerta equivocada
e invadiste mi espacio
como un ratero,
escupiendo el odio visceral
de tus entrañas
a lo más sagrado, que es, un hijo.
Fué un golpe bajo, inesperado.
Yo, no lo merecía.
Y vos... vos, me das asco!